LA MENTE CREPUSCULAR

La mente crepuscular nos conecta con el mito, un mito que puede inspirarnos y revelarnos algo importante para nuestro crecimiento personal y espiritual.


Ese momento en el que el día acaba y la noche empieza es una puerta que conecta lo visible e invisible. Es justo en ese instante donde las transformaciones pueden suceder y uno puede hacer consciente la sombra.


El crepúsculo de la mente es una fina linea en la que podemos hacer consciente lo inconsciente, equiparable a la oscilación de la consciencia entre estar dormidos y despiertos.


El crepúsculo es un horizonte al “otro mundo” y también al mundo de los sueños, un momento idóneo para plantar semillas en el subconsciente, para que recuerdos emerjan o realizar un ritual sagrado.


Soñar con la puesta de sol puede indicarnos nuestro estado de ánimo, emociones, sentimientos y patrones de pensamiento que crean una atmósfera determinada. Soñar con el crepúsculo puede significar que necesitas un tiempo de descanso en algún área determinada de tu vida. También puede interpretarse como el final de algo, y ese algo deducirse del resto del componente de los sueños. Igualmente se podría interpretar como una renovación que esta sucediendo en uno mismo. Si sucede una transformación en ese mismo instante crepuscular onírico, pon atención y busca el mito con el que pueda estar relacionado.


El crepúsculo también simboliza una escalera al mundo interior, y en meditación eso puede ser usado para ir alcanzado cotas más altas de receptividad y apertura de la mente.


Este post nace de la inspiración que me da practicar yoga en la playa justo en el momento crepuscular 🙂 Los encuentros en la playa a la hora crepuscular son mágicos.


Practicar yoga observando cómo el cielo va cambiando de los cálidos colores del día a los fríos de la noche es todo un espectáculo visual. En el yoga, se recomienda meditar observando esa transición con una atención sutil puesta en el sexto sentido. Y nada mejor que hacer esta práctica de interiorización con los ojos abiertos frente al mar 🙂


El prana (energía vital) de ese justo momento calma la mente y la hace más receptiva a lo psíquico que emerge del inconsciente.


Los sentidos y las percepciones se tienen que armonizar con el ambiente o de lo contrario no conectamos el macro y el micro, y esa conexión es importante para que las manifestaciones extraordinarias puedan suceder.


Las manifestaciones extraordinarias no son necesarias, quizá esta forma de denominar a las experiencias que uno puede tener crea expectativas que nos alejan de los más importante. Lo más importante es que la calma y la plenitud del momento se instalen en uno sin necesidad de que la fantasía, la imaginación, las visiones y otras experiencias sean buscadas.


En el último encuentro en la playa hicimos una práctica de fusion kundalini y meditación con la luna presidiendo nuestro círculo.

¡Qué bonita práctica la de ayer en el ocaso!


En fin, qué más decir de este momento ¡nada! solo invitarnos a experimentarlo y dejar las palabras a un lado, sentirlo es lo más relevante.

EL DESARROLLO DE LA VISIÓN INTERIOR — Thiferet y el arbol de la vida

… La mente desde que tenemos uso de razón recuerda que imagina y sueña, aunque habría que hacer una clara distinción entre la imaginación de un niño y la un adulto, ya que la de este último anda algo atrofiada y perdió la creatividad para sólo repetir y proyectar las imágenes en los sueños de contenido subconsciente y en los ensueños voluntarios más cerca de la fantasía que del arte de crear. Dejando aparte este tema, voy a centrarme en esta entrada en el desarrollo de la visión interior como una vía de autoconocimiento, introducción, preparación e iniciación en el plano astral que forma parte del camino hacia la espiritualidad pura sin objeto de percepción. No entraré en el significado ni sentido que podemos interpretar de las mismas.

Lo habitual al inicio de esta práctica visionaria es observar la pantalla mental. Cuando meditas o cuando intentas atravesar conscientemente el umbral entre la vigilia y el mundo onírico. Cuando observas ese espacio detrás de los parpados cerrados sin proyectar nada puedes percibir un baile de puntos de colores que tintan de la pantalla mental más o menos superficie. Ese espacio interior no es completamente negro, esa oscuridad contiene chispas de luz que vibran.

Con esta práctica de atención es fácil que en algún momento, involuntariamente, aparezcan imágenes de la misma sustancia de los sueños, estas son de una naturaleza algo distinta a las de las películas fantasiosas que el ego alimenta. Aquí nos daremos cuenta que podemos dirigir esta tendencia inconsciente, así es como se despliegan las meditaciones guiadas en las que seguimos un patrón que el ego controla hasta que toman vida propia. Hay que estar muy atento para discernir.

Esta etapa puede durar mucho tiempo pues requiere desenvolverte en la profundidad y las diferentes perspectivas de los paisajes y personajes que aparecen. Una observación que hice al respecto fue darme cuenta de que sólo visualizaba el lado frontal y derecho en las visiones y entonces fue cuando la curiosidad me llevo a intentar completar la imagen y mirar hacia ese lado oculto, me gusta definirlo “ángulo muerto” como el de los retrovisores en los coches.

Le sigue que nos incluyamos en las visiones. Visualizas los pies o manos hasta aumentar esa percepción de uno mismo aplicando técnicas más elaboradas donde se desplaza el punto de atención hacia atrás. Normalmente esta técnica acompaña a la práctica de la salida astral consciente en la que intentamos sentir y percibir el cuerpo energético.

Todos estos ejercicios mentales activan el cuerpo de luz …

más en

EL DESARROLLO DE LA VISIÓN INTERIOR — Thiferet y el arbol de la vida

ser y creer ser

ser y creer ser en el continuo cambio

Di con este meme psicológico espiritual:

«UNA PERSONA CAMBIA POR TRES RAZONES:

Aprendió demasiado

Sufrió lo suficiente

Se cansó de lo mismo».

¡En realidad todo cambia! Pero…

El ser humano se empeña en vivir aferrado a lo que cree ser, y eso requiere cambios. Si uno quiere cambiar, es que ya ha cambiado en algunos niveles de su consciencia, y solo necesita un empujón para terminar ese proceso.

Empezando con que gran parte de nuestra personalidad ha sido formada por la familia, la cultura, la sociedad, más toda la experiencia personal… todo eso es internamente interpretado y crea una idea de lo que somos…

Todas estas influencias y vivencias se convierten en ideas y sentimientos sobre el “yo” y el mundo. No venían con nosotros al nacer, pero muchas de esas ideas y sentimientos nos acompañan hasta la muerte.

Lo que se nos graba a fuego nos condiciona más que cualquier otra cosa. Para quienes gusten de la idea del Karma, este tatuaje va más allá de la piel y determina el futuro renacimiento… Pero no hay que ir más allá de la muerte para ver las consecuencias de nuestras creencias.

Las creencias están en el pasado y están en el futuro, no en el presente. Pero la mayoría vive en un presente superficial. Viven pensando lo que son, no sintiéndolo, ni con la objetividad suficiente para darse cuenta de que a veces son diferentes a lo que se cree que son.

Las ideas preconcebidas están detrás de lo que creemos que somos, y esas ideas tienden a estar por delante de lo que los sentidos nos están mostrando. Si, se sabe que los sentidos también pasan por el filtro mental, pero con esto me refiero al filtro del filtro mental, a cuando uno escucha, ve… lo que le interesa, ya sea consciente o inconsciente.

Todo esto también se extrapola a cuando creemos que sabemos quiénes son las otras personas, en particular aquellas con las que creamos vínculos.

Este “creer ser” requiere cambiar, un darse cuenta de los cambios y las nuevas semillas plantadas de los mismos.

Claro está que hay quien pone muchas resistencias a reconocer estos cambios en uno mismo y en los demás. Parece que no cambiamos, pero si: algunos cambian inconscientemente a peor, se vuelven más radicales, intransigentes y acorazados; otros cambian inconscientemente a mejor, pero siguen pensando que son los mismos: esto se ve claro con los que comprenden que no tienen toda la razón pero siguen con su papel habitual. Y voy a ser mas retorcida aún, algunos creen cambiar conscientemente y no han cambiado de la manera que creen.

Cuando alguien reconoce que algo ha cambiado en su visión de si mismo, del mundo o de las personas pero sigue comportándose igual, o cuando uno desea hacer algo distinto, está plantando semillas de cambio, que son el resultado de un cambio en otras capas más profundas de su consciencia de ser.

El Ser y el ser; y el ser y el creer ser son conceptos esenciales, existenciales y relacionales que nos invitan a reflexionar.

¿Qué es lo que nos hace pensar que siempre somos los mismos, lo que nos hace mirar al espejo y saber que somos nosotros aún a pesar de las arrugas y los cambios físicos, mentales y emocionales?

Dejo el desarrollo de esta cuestión para otra ocasión 🙂 Pero os invito a que dejéis vuestras respuestas al respecto de esta última pregunta, o cualquier comentario que os pueda surgir a raíz de este post.

Post escrito por: Thiferet Ana-  http://yogayconsciencia.blogspot.com/

Estados alterados de consciencia

Experiencias en estados alterados de consciencia

La meditación yoga nidra trae algunas experiencias que a muchos sorprenden e incluso asustan.

Del yoga nidra se dice que es una técnica que te lleva al espacio entre estar despierto y dormido. En ese estado de consciencia pueden aparecer imágenes que a veces son ensueños y otras son sueños como tales.

Dormirse en una meditación yoga nidra y…

Son much@s los que caen dormidos en una aparente inconsciencia. Y digo aparente, pues hay ocasiones que podemos ver la clara relación entre lo interno y externo.

Traigo la experiencia de una persona que se quedó completamente dormida en la práctica de esta técnica de meditación. Al final de la sesión, mientras otr@s contaban sus experiencias, ella narró el sueño que tuvo, y soñó con lo que estaba guiando en el yoga nidra. Evidentemente no se quedó profundamente dormida: si eso hubiera ocurrido no hubiera podido tener conciencia de lo que pasaba fuera. ¿Pero se quedó dormida? Sí.

Gran parte de los sueños es una expresión reverberada de las vivencias diarias. La mente suele usar aquello que durante el día ha estado haciendo o viendo para crear el mundo onírico que cada noche transitamos.

En el caso que os estoy contando, una parte de su atención era consciente de lo que estaba pasando ahí fuera, tomando esa información y creando sueños en base a la misma.

Otra parte de su consciencia, dormida, había caído en la “inconsciencia”. En ese rato, el soñador ni era consciente de que soñaba ni era consciente de que se había quedado dormido. Ese sueño no tenía protagonista, no era un sueño lúcido, el protagonista apareció al despertar y recordar el viaje.

Durante la práctica de yoga nidra se recomienda que el ego suelte el control de la creación y manipulación de lo que aparece. ¿Cuando uno se queda dormido no hay ego? Digamos que hay varios niveles del ego. La mayoría de nuestros sueños son una expresión de todo lo que el ego recoge del interior y exterior, de todo aquello con lo se identifica. Pero cuando estamos dormidos tenemos más posibilidad de ver aquello que aquello que solemos ignorar por diversos condicionamientos, y somos mucho más creativos e imaginativos.

Plantar semillas, recoger la cosecha

Por otro lado, esta experiencia nos muestra el poder de plantar semillas en el subconsciente que se desarrollan sin necesidad de un esfuerzo mental. Para que esto ocurra es necesario poner fuerza a la intención, porque dicha intención es muy importante para uno, y proponerte firmemente mantener la atención sin dormirte durante la práctica de nidra.

A veces no sabemos cuán importante es la intención que ponemos.

Mil veces uno intenta hacer cambios internos, se pone propósitos y no consigue nada. En la mayoría de las personas, la elección de lo que es o no importante surge inconscientemente y de forma natural cuando hay una predisposición real para cambiar. Una minoría, ya muy avanzados en técnicas mentales y con mucha fuerza de voluntad, sí que puede hacer crecer semillas que plantan en su interior.

Otras experiencias en nidra movilizan cambios sin darnos cuenta, sin haber visto ningún símbolo… Tras una práctica he visto a algunas personas tomar decisiones claras y radicales, sucede un clic sin marcha atrás. Se pone en marcha la maquinaria y todo se mueve.

Evidentemente, muchos cambios se fraguan adentro por un tiempo hasta que tienen la fuerza de emerger y movilizarnos; no es solo la semilla plantada en una técnica de meditación de estas características. Aunque esto explicaría por qué plantamos tantas semillas y no ocurre nada… Posiblemente hace falta regarla mucho, si es que esa semilla tiene razón de ser: no solo para ti, sino también para el universo. En este punto, aprovecho para insistir en la importancia de repetir sankalpa, propósitos.

Desdoblarse

En otra ocasión, otr@ alumn@ contó que una parte era consciente de estar tumbad@ y muy relajad@, atenta a lo que estaba guiando en la sesión de yoga nidra y consciente de las imagenes que le llegaban. Otra parte de su consciencia andaba por la sala, tocaba la cabeza de niños que estaban por ahí, y también escuchaba hablar al otr@ alumn@ (que estaba tumbad@ a su lado) y l@ veía moverse. ¿Qué pasó aquí?

En esta ocasión sucedió un desdoblamiento, experiencia que ocurre muchas veces al dormir pero de la que la mayoría no somos conscientes. Dicho alumn@ estuvo lúcid@ en varias dimensiones a la vez. Se había desligado de dicho cuerpo y se sentía habitar un cuerpo de energía vital que algunas doctrinas llaman astral.

Desde ese estado alterado de consciencia, experimentó que la otra persona, que también estaba en la sala, le hablaba y luego se iba. Esto aparentemente parece no tener sentido, pero cuando finalizamos la práctica, la otra persona dijo que hubo un momento en que se quedó profundamente dormida.

Aquí podemos reconocer cómo hay una parte de nosotros que recibe información de otras personas que cuesta mucho interpretar, a no ser que puedas comprobarla. En este caso, parecía que había una relación: lo que la persona desdoblada vio del compañer@ como un irse de la sala caminando, era que se había quedad dormid@ (se “fue”).

En esta salida astral ella se quedó, digamos, al principio de un viaje que podría haber sido más vívido y extenso. A pesar de estar consciente en varios sitios, ella no sabía lo que estaba pasando, aunque lo estaba viviendo con completa naturalidad. Si lo hubiera sabido, quizá hubiera intentado salir atravesando las paredes, volar e ir a otros lugares.

Reconocer qué nos pasa, en estos asuntos como en otros, es un plus.

Para los niños hay varias teorías: podrían ser restos de impregnaciones vivenciales de otros tiempos en ese lugar, ser niños muertos o vivos, o seres de otras dimensiones con información vital… No sé… Solo puedo contar que tuve una vivencia parecida: una noche, pensando que estaba despierta, quería moverme y hablar pero no podía, y al mismo tiempo escuchaba voces de niños.

El objetivo real de la meditación yoga nidra

Estas no son las únicas experiencias que se pueden tener, hay muchas más.

El objetivo de la técnica de yoga nidra no es este, aunque hasta alcanzar dicho objetivo estas experiencias puedan suceder.

El primer objetivo es desligarse de los sentidos para que no atrapen a la mente. Los sentidos son cinco (usualmente conocidos), de naturaleza burda y sutil. Y tras atravesar todas esas capas sin quedar atrapado en ellas, todo un proceso, se puede alcanzar un estado de profundidad sin contenido.

El miedo

Muchas personas dicen que no pueden relajarse porque les da miedo. Estas personas cuentan haber experimentado una relajación tan profunda que, cuando estaban a punto de “perder el control”, el miedo aparecía. Otros, en ese justo instante, sienten taquicardia, nerviosismo, ansiedad… Eso es miedo también.

Si se logra superar el miedo y no reaccionar, la atención puede disolverse manteniendo la consciencia. Esos momentos son liberadores, la experiencia es parecida a dormir profundamente y sentirse totalmente renovado.

Es difícil no reaccionar en esa delgada franja en que podemos expandirnos. Es parecido a cuando estamos en el sofá a gustito, a punto de caer dormidos y, un pensamiento es más ruidoso, reaccionamos y salimos de ese estado.

Reaccionar

Ese es el quid de la cuestión… ¿desde dónde reacciona uno?

Post escrito por: Thiferet Ana-  http://yogayconsciencia.blogspot.com/

LA MENTE Y SUS CAPAS [ 2ª parte ] — YOGA EN BADALONA

LA IDENTIDAD

Se conforma de las características de los padres y la cultura. En la medida que el ego explora el mundo que le rodea entra en la fase de “narcisismo” que le proporciona una sensación de existencia independiente.
….
La sexualidad está relacionada con el ego-yesod en el árbol corporal y psicológico, en el que uno presenta al mundo una imagen masculina o femenina, se enfrenta a la generación de identidad que se forma mediante los procesos de introyección y proyección.

Muchos creen que son su identidad, porque es lo que distingue a uno del resto. Cada crisis entre lo que se debería ser y lo que se cree ser deriva de qué partes de la identidad asume uno como propias y definitorias. 

El equilibrio entre la introyección y la proyección es un juego de engaños y autoengaños, de mentiras llamadas verdades relativas. Se ha hablado mucho de la proyección, sobretodo de la de nuestra sombra en el otro, o de las proyecciones de pareja o de las familiares… 

… 1.074 palabras más

LA MENTE Y SUS CAPAS [ 2ª parte ] — YOGA EN BADALONA

LA MENTE Y SUS CAPAS [ 3ª parte ] — YOGA EN BADALONA

[1ª parte] Ver: LA FORMACIÓN DEL EGO y [2ª parte] Ver: LA IDENTIDAD

LA MASCARA

“Así tenemos que el ego interpreta los datos que llegan a través de los sentidos y responde a esos estímulos, es el intermediario que relaciona el mundo exterior e interior.
La persona es la máscara con la que el individuo cubre el rostro del ego y es una imagen que se adapta a las circunstancias. El ego se encarga de proyectar imágenes que están influenciadas por su constitución particular (Karma, educación, vivencias…) Y es en el ego donde la imaginación aparece en sueños o fantasías.
Para algunos esta actividad (imaginación) sirve para pasar el rato o representar una situación que nos es posible, en otros es una manera de obtener liberación de las tensiones internas, en otros es una forma de escapismo. A la inversa, este es el mecanismo por el que personas creativas inventan nuevas formas de arte, ciencia…”. 677 palabras más leer

a través de LA MENTE Y SUS CAPAS [ 3ª parte ] — YOGA EN BADALONA

SUTRAS DE PATANJALI ( I )

300px-patanjali_statue
Estatua Patanjali

YOGA SUTRAS DE PATANJALI
Texto que explica cómo alcanzar la meta sobre la realidad de uno mismo.

CAPÍTULO 1: Samadhi Pada (Camino hacia el Samadhi)
CAPÍTULO 2: Sadhana Pada.
CAPÍTULO 3: Vibhuti Pada (Poderes psíquicos).
CAPÍTULO 4. Kaivalya Pada (La Liberación).

yoga_sutra

Resumen de la 1ª parte del Capítulo 1: Samadhi Pada

Explica que: para que la consciencia del hombre espiritual sea iluminada por la luz divina de la verdad, la conciencia y la felicidad (SatChitAnanda) es necesario trascender las modificaciones de la mente mediante el dominio de la naturaleza psíquica, porque cuando nos identificamos con la actividad psíquica creamos nuestro dolor y sufrimiento.

Describe cinco tipos de actividad psíquica con placer y dolor:
1. Recto raciocinio (conocimiento correcto): Observación directa, pura visión del espíritu (intuición), razón inductiva por continuidad y correspondencia. Coherencia y lógica. Testimonio fidedigno en la que participa un alma en el conocimiento que otro posee.
2. Raciocinio erróneo (interpretación errónea): Percepciones deficientes de la realidad. No se funda en la percepción de la verdadera naturaleza de las cosas.
3. Fantasía (imaginación e ilusión verbal): Palabras sin realidad fundamental.
4. Ensueño (sueño profundo): Corriente interna de figuras mentales y pensamientos, similar al Samadhi pero sin consciencia de la realidad.
5. Memoria: Cualquier acción o percepción que puede ser o no ser consciente, si es consciente pasa a ser memorizada.

Sutra 12 Cap.1.: El dominio de estas actividades psíquicas se logra por medio del ejercicio acertado de la voluntad y dejando de ser indulgentes con nosotros mismos (Voluntad espiritual y Purificación de la mente) Yoga Sutras de Patanjali

Continuará…

Post escrito por: ThiAn -  http://yogayconsciencia.blogspot.com/

Pranayam

PRANAYAMA

395084_487777274600849_1866426580_nPrana (aliento, vitalidad, energía, fuerza)

Ayama (longitud, expansión)

La práctica de Pranayama requiere el control de la fuerza muscular del aparato respiratorio para movilizar la entrada y salida del aire, para lentificar, ampliar y dar suavidad al movimiento de la respiración. Es necesario un equilibrio del sistema nervioso y la voluntad para poder efectuar correctamente el control sobre todas las funciones respiratorias. Las funciones respiratorias son las siguientes: Puraka, llenado; Rechaka, vaciado; Kumbhaka, retencion.

“El verdadero Rechaka es el vaciado total de la mente de todas sus ilusiones.
El verdadero puraka es la comprension de que “Yo soy Atma (espíritu)”
El verdadero kumbhaka es el firme mantenimiento de la mente en esa conviccion.

Toda criatura viviente respira inconscientemente la plegaria “So ham” (sah=Él, Aham – Aham=Yo:Él – el Espíritu inmortal-soy yo) con cada inhalación. Con cada exhalación la plegaria “Hamsah” (Yo soy Él) “
B.K.S. Iyengar

El pranayama no sólo va a mejorar la capacidad pulmonar sino que también va a permitir acumular la mayor cantidad de prana. Prana es la fuerza vital original, significa movimiento constante (Pra: Constante – an: Movimiento) es la energia de la vida. El prana fluye principalmente por los nadis del cuerpo astral. El prana es el vínculo de union estre el cuerpo sutil y el cuerpo sutil. A través de la práctica de pranayama se intenta armonizar el aliento individual con el aliento cósmico.

Practicar pranayama purifica el cuerpo físico y el cuerpo energético, equilibra la energía vital y mental, incrementar el nivel de energía, facilita la asimilacion del prana y regula su flujo. El sistema respiratorio esta ligado al sistema nervioso por esa razón al controlar la respiración por medio del pranaya se adquiere la capacidad controlar la mente. El pranayama prepara para estados posteriores de meditacion, facilitando el control de los sentidos y disponiendo a la mente para la concentración.

Post escrito por: ThiAn -  http://yogayconsciencia.blogspot.com/