EL MISTERIO LÍQUIDO

El agua es un elemento que tiene mucho que enseñarnos, y a través de los tattvas hemos podido profundizar en su misterio. Relacionado con este elemento, publiqué un post hace tiempo: EL AGUA SIMBÓLICA E INICIÁTICA

Hemos dedicado seis semanas de trabajo yóguico a profundizar en la naturaleza líquida. Cada elemento es un maestro, y las clases de yoga & meditación de este taller han sido inspiradas por la maestra Agua.

Una de las traducciones de tattva es elemento, y los elementos son energías fundamentales en el proceso de creación continua del universo. Tattvamudra es el gesto del principio, cualidad o propiedad elemental, y se realiza recogiendo todos los dedos de la mano menos el corazón. A cada uno de los dedos le es asignado un elemento, y al corazón le corresponde el elemento éter o akash en la terminología hindú. Éter es el espacio a partir del cual todos los demás elementos se conforman, unen y combinan. Con este dedo, el corazón, en vez de con el índice, señalan las cosas esencialmente importantes.

Los símbolos geométricos para los elementos no siempre coinciden en el esoterismo oriental y occidental. Quizá otro día hablemos de las diferencias de simbología. En este taller nosotros hemos trabajado el elemento agua bajo el símbolo de la luna recostada, forma en la que aparece en el yantra del chakra Swadistana, centro energético al que le es asignado este elemento. Desde esta perspectiva, el agua se puede trabajar de la siguiente manera:

Agua de tierra
El agua contiene la semilla de la tierra, y para comprender esto trabajamos sobre el símbolo del lago. Un lago que con el paso de largos periodos geológicos acumula residuos orgánicos y va desapareciendo, pasando a ser un pantano, luego una ciénaga, para pasar a ser tierra.

La tierra como semilla del agua representa el poder de la tierra contenido en el agua; agua para germinar, nutrir y crecer.

En el ser humano esta combinación tattvica puede verse la actitud de la personalidad en la que las emociones son la base de interpretación de los actos propios y ajenos.

Agua de agua
La luna es la reina del cambio: entre otras características, oculta y revela. Bajo el influjo lunar el agua aumenta o disminuye, la vegetación crece y los animales procrean.

El agua de agua puede arrastrar al alma hacia sus profundas corrientes interiores del océano interior del inconsciente, y sacar a la superficie antiguas fuerzas, ocultas, por muchísimo tiempo sumergidas. Este proceso, para bien y para mal, nos ayudará a comprender los anhelos del alma.

Esta combinación nos invita a lavar, reparar o disolver. Mucho podemos hablar de estas tres funciones, pero solo matizaré que reparar también es sanar y descontaminarse, muy relacionado también con lavar y algo diferente a la acción de purificar. Cuando el agua en la personalidad está envenenada y sucia, estas tres funciones son necesarias.

Agua de fuego
Aquí tenemos una combinación explosiva. Una combinación que no es la misma cuando el fuego es la semilla del agua, que cuando el agua es la semilla de fuego.

Los ataquitos de amor son el deseo que nace de un sentimiento de admiración, de amor… Son pasiones acuáticas que muchas veces visten el romanticismo.

En esta combinación está el poder de contracción y descenso del agua. Aquí también reside la intuición de la personalidad bajo la influencia del agua.

Los ataquitos de amor son el deseo que nace de un sentimiento de admiración, de amor

El Fuego contenido en el Agua

Agua de aire
La combinación de dos opuestos que solo pueden estar juntos a ratos. Tal combinación nos recuerda la importancia de soltar y dejar ir. El agua, relacionada con el afecto y la emoción, contiene el aire que subirá para volar.

Regenerar es también un regalo del aire al agua, un chute de fuerza que la moviliza. Acción que le viene muy bien cuando anda estancada.

Salir del remolino de inercias para entrar en una espiral evolutiva es una tarea necesaria.

El agua, relacionada con el afecto y la emoción, contiene el aire que subirá para volar.

El Agua semilla de Aire nos invita a cultivar amor y desapego

Agua de éter
Representa la capacidad del agua para trabajar en equipo en pos de una causa. Esa es la semilla del éter en el agua. Y es por ello que esta combinación nos permite integrar y transformar.

Integración y transformación que puede ser interna y externa, un llevarse bien dentro y fuera para vivir en armonía.

Otra de las traducciones de tattva es la de “categorías o maneras de ser”. También representan las etapas de la creación y los velos que maya (la ilusión) va poniendo en ese despliegue creativo.

Hay mucho más que puede verse y practicarse adquiriendo el pack de videos del taller de yoga&meditación: “El misterio liquido”.

Hasta aquí la reflexión resumida de este maravilloso trabajo.


Escribe Thiferet Ana-  http://yogayconsciencia.blogspot.com/

Un comentario sobre “EL MISTERIO LÍQUIDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s